FLOR AMARGO, PROFETA EN NAYARIT

El Teatro del Pueblo de esta ciudad lució casi lleno para recibir a la compositora, cantante y multiinstrumentalista Flor amargo, a quien correspondió la presentación de cierre del Festival Literario de Nayarit «Alí Chumacero». Previamente se había realizado la ceremonia oficial de clausura y la poeta tu´un savi Nadia López García leyó algunos poemas de su publicación Tierra Mojada, dedicando varios de sus pasajes “a todas las mujeres presentes y las que ya no están”. Acto seguido saltó al escenario Flor Amargo, ataviada de una manera sencilla, lo que contrastó enormemente con su gran calidad arriba del escenario.

Inició con un preludio en el que interpretó diversas melodías que fueron desde Beethoven, con Für Elise, hasta música popular mexicana, como La Llorona, demostrando no sólo una pulida presencia escénica, sino una aventajada habilidad para interpretar tres instrumentos al mismo tiempo: teclado, batería y voz.

El público siempre se encontró en la palma de su mano, al grado de hacerlo corear al primer compás y casi sin previo aviso. Aunque el teclado y la batería la orillaban a permanecer estática en un mismo sitio, eso no le impidió saltar por todo el escenario e interpretar piezas a capella e incluso tomar el acordeón y el ukulele.

Fue en La cumbia del aguacate donde las tensiones se desbordaron y bajó a la primera fila del teatro para bailar con el público asistente, haciendo que los asientos desaparecieran y los pies del templete se tranformaran en una pista que jamás se apagó el resto de la velada.

Amargo se hizo acompañar únicamente de un trompetista, quien interpretaba contrapuntos y acompañamientos en los estribillos; cuando no hacía sonar su instrumento, era un espectador más del talento de Flor, quien finalizó su concierto con un agradecimiento a todo el público y expresando su emoción de llegar próximamente al festival Vive Latino, después de tantos años de tocar en la calle.

Comments are closed.