Nacional

AMLO ‘DA AVIÓN’ A GOBERNADORES POR INSABI Y PROPONE IR POR PUENTES

El presidente Andrés Manuel López Obrador inició su conferencia con una advertencia: A partir del próximo ciclo escolar podrían desaparecer los “puentes largos” por días feriados.

Argumentó que esta costumbre ocasionó que los niños olviden fechas cívicas importantes y no conozcan la historia de su país.

Además, reconoció que estos distractores los saca de las “benditas redes sociales”, pues dijo: “Hay un diablito que me aconseja diles, diles, diles que te vas a reelegir para que se enojen, diles que vas a rifar el avión”.

Con estos temas ha logrado desviar la atención de los asuntos relevantes como el servicio médico y las diferencias y contradicciones que enfrenta con algunos gobernadores. Por ejemplo, con el grupo de mandatarios emanados del Partido Acción Nacional, por el tema del Insabi.

Los mandatarios estatales habían alcanzado un acuerdo con el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, mismo que fue firmado el 31 de enero.

El convenio establece que las administraciones locales mantendrán el control sobre la red hospitalaria estatal y el presupuesto designado por la Secretaría, así como el destinado para el Seguro Popular, además de que se sumarían, de forma progresiva, a la universalidad de los servicios de salud.

Es decir, los estados podrán ofrecer atención de primero, segundo y tercer nivel, pero mantienen la rectoría sobre la infraestructura y el manejo del presupuesto, además, atenderán las 66 enfermedades que cubría el Seguro Popular mediante un reembolso de los gastos para los pacientes. Es, dijeron, un acuerdo de coordinación no centralizado.

Sin embargo, durante su conferencia el presidente López Obrador desconoció ese acuerdo al afirmar que “ellos plantean que pueda haber acuerdos parciales, nosotros sostenemos que esto llevaría a que no haya una autoridad responsable, o sea, que no se sepa quién está cumpliendo y quién no está cumpliendo. No son buenas las medias tintas, la indefinición”.

De acuerdo con López Obrador, esto impedirá que los estados responsabilicen al gobierno federal por fallas originadas por el manejo de los recursos.

Tras varias semanas de negociaciones, hasta este miércoles, el jefe del Ejecutivo Federal reconoció que propone que haya una “competencia” entre los servicios que ofrecerán las entidades y los que brindará la federación.

“Entonces, se acordó en muy buen plan que ellos lleven a cabo su programa de salud; y la Federación, con los estados que aceptaron la integración, adherirse de manera integral, pues actuemos con este propósito”, dijo.

El presidente añadió que «los ciudadanos van a clarificar, que tal que los ciudadanos digan está mejor este, el que los manejen los estados, está bien la competencia, es parte de la democracia no debemos alarmarnos por eso».

La oposición calificó esta postura como un “monopolio de Estado, al querer centralizar los servicios de salud en todos los estados.

A %d blogueros les gusta esto: