Ciencia y Tecnología

ELÉCTRICO VS HIDRÓGENO, LA BATALLA POR EL FUTURO DEL AUTOMÓVIL

Hasta hace poco, cuando acudíamos a un concesionario para comprar un auto teníamos sólo dos opciones: gasolina o diésel. Esa circunstancia comenzó a cambiar hace unos años con la incorporación de los vehículos híbridos primero, y los de batería eléctrica después. Estos últimos han ido adquiriendo gran relevancia de la mano de una mayor eficiencia energética y la ausencia de emisiones contaminantes locales, y se postulan como el gran futuro de la automoción.

Sin embargo, esas ventajas no pueden esconder dos de sus mayores inconvenientes: una autonomía muy justa y un tiempo de recarga que, en general, supera la media hora. Esto hace que, por ejemplo, sus usuarios no puedan realizar viajes largos, sin hacer al menos una parada de más de media hora. Ya que el recorrido máximo que puede realizar un vehículo de batería eléctrica sin repostar es, de media, de 300 km.

Estas circunstancias han hecho que otra tecnología haya entrado en juego en la pugna por el futuro de la automoción, la de la pila de combustible de hidrógeno. Este sistema utiliza el mencionado gas para generar la electricidad que impulsa el vehículo en el propio vehículo, al combinarlo con el oxígeno del aire. Es también, por lo tanto, un vehículo eléctrico, pero con la diferencia de que esa energía se genera a bordo del automóvil.

Esto es crucial para solventar las dos grandes desventajas de los autos de batería, ya que el repostaje de hidrógeno se puede realizar en algo más de cinco minutos y la autonomía de este tipo de vehículos es mayor gracias a que genera la electricidad a partir del gas, y no se alimenta de una batería.

Lo bueno que tiene el hidrógeno es que se queda tanto con las ventajas del automóvil de combustión como con las del eléctrico de batería, pero sin las desventajas. El último vehículo de este tipo que ha sacado Hyundai, el Nexo, permite recorrer 666 km con el nuevo ciclo de homologación. Es una autonomía bastante grande, la recarga es muy rápida -entre seis y ocho minutos- y no tiene emisiones”.

«El nivel de desarrollo tecnológico de los vehículos de hidrógeno con respecto a los de batería es el mismo”

El punto crucial es que se genere una red de estaciones de repostaje de hidrógeno acorde al volumen de vehículos que circulan, y un plan de crecimiento de dicha red. Ya que actualmente existen más puntos de recarga eléctrica que las Hidrogeneras.

A %d blogueros les gusta esto: