UNESCO Y ARGENTINA ANALIZAN RESERVAS DE LA BIOSFERA

La secretaria argentina de Política Ambiental en Recursos Naturales, Alejandra Moreyra, recibió a una delegación regional de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), para abordar temas de la agenda del desarrollo sostenible. Durante el encuentro se abordó la agenda 2020 para el Programa el Hombre y la Biosfera (MaB) de la UNESCO, que este año se enfoca en los pueblos originarios, destacó el Ministerio argentino de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible.

Señaló que además se analizó el desarrollo de la actividad de las reservas de biosfera, así como la próxima reunión del Consejo Asesor Internacional del Programa MaB, de la UNESCO, que fue creado en 1971, como iniciativa científica intergubernamental cuyo objetivo es establecer una base para mejorar las relaciones entre personas y su ambiente.

El programa está conformado por un grupo de expertos que tiene como objetivo “las evaluaciones pertinentes a todos los documentos, informes, revisiones periódicas, recomendaciones y ampliaciones de las reservas de biosfera a nivel global, comprendidas en la Red Mundial”, señaló la dependencia.

La Oficina Regional de Ciencias de la UNESCO para América Latina y el Caribe estuvo representada por su directora, Lidia Brito.

Ese programa busca además “mejorar la vida humana y la distribución equitativa de los beneficios para salvaguardar los ecosistemas naturales y gestionados, promoviendo enfoques innovadores para el desarrollo económico, social y cultural apropiado y ambientalmente sostenible”.

La Red Mundial de Reservas de Biosfera cuenta con 669 sitios en 120 países de todo el mundo, incluidos 20 sitios transfronterizos, mientras que Argentina cuenta con 15 distribuidos en todo el país.

“Las reservas de biosfera están compuestas por ecosistemas terrestres o costeros marinos, o una combinación de los mismos, reconocidas por la UNESCO. Son espacios de aprendizaje para el desarrollo sustentable, permiten gestionar cambios e interacciones en los sistemas sociales y ecológicos a través de un enfoque interdisciplinario”, señaló la dependencia argentina.

Además, “impulsan la integración de las poblaciones con la naturaleza, respetando los valores naturales y culturales y la capacidad de adaptación de la sociedad ante los cambios, además conforman una plataforma única de colaboración en materia de investigación y desarrollo”, anotó.

Comments are closed.