GOBERNADORES DEL PAN DAN EL SÍ AL INSABI EN LA ÚLTIMA LLAMADA DEL PRESIDENTE LÓPEZ OBRADOR

Este viernes se cumplió el plazo de respuesta de los gobiernos estatales para adherirse al Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi). En las últimas horas, las nueve administraciones panistas le dieron el sí al gobierno federal.

Cumplieron con el plazo pero condicionaron la adhesión, en varios acuerdos con la Secretaría de Salud.

El presidente Andrés Manuel López Obrador advirtió que el sistema de salud debe ser centralizado debido a que, dijo, cuando los estados que se encargaron de otorgar el servicio de salud, el sistema se convirtió en un desastre pues los recursos que debieron aplicarse en el sector de la salud, se destinaban a otros asuntos.

“Se les enviaba el dinero, y lo usaban para otra cosa, no había atención médica, no había medicamentos, la gente no distingue si es un gobierno o es otro, sencillamente es malo el servicio y es el gobierno”, demandó en su conferencia matutina de este viernes.

Luego de estas declaraciones, los gobernadores de Aguascalientes, Baja California Sur, Chihuahua, Durango, Guanajuato, Querétaro, Quintana Roo, Tamaulipas y Yucatán dijeron no estar de acuerdo con centralizar el sistema de salud, sino coordinarse.

Uno de los puntos acordados es que estas entidades seguirán con la operación del sector salud y de la infraestructura.

A cambio se comprometieron a brindar atención médica gratuita y progresiva, mantener en condiciones favorables la infraestructura del sector de salud.

También a destinar lo correspondiente de los 40 mil millones de pesos solo al sector salud de los estados, aunado a una certeza presupuestal y financiera y sumarse al modelo único de salud nacional.

El presidente de la Asociación de Gobernadores de Acción Nacional (GOAN), Martin Orozco, gobernador de Aguascalientes adelantó que el 4 de febrero se tendrán reunión con la Comisión de Salud de la Conferencia Nacional de Gobernadores, para dejar clara la ruta de los 40 mil millones de pesos adicionales del gobierno federal al sector salud, pero que fueron asignados directamente al Insabi.

Uno de los puntos clave en las negociaciones entre la Secretaría de Salud y los gobernadores panistas es la compra de medicamentos, que será considerada de libre determinación de cada estado, quienes decidirán si se adhieren o no a la compra consolidada.

El acuerdo a favor de la federación es que los mandatarios estatales deben apegarse a los precios de referencia nacionales, con fines de transparencia.

En tanto, el presidente López Obrador, advirtió que las entidades que no se sumen tendrán la obligación de garantizar una atención médica y medicamentos gratuitos.

Aseguró que no habría ninguna represalia: “No hay ninguna diferencia con los gobernadores del PAN, están en la libertad para decidir lo que más convenga y no por eso se les va a castigar porque no son ellos, podemos tener problemas con ellos, pero no tenemos por qué tener problemas con la gente de los estados que ellos gobiernan, sería faccioso. ‘Como estás gobernado por un partido no les vamos a dar, no les toca, no les corresponde’. Eso no”, aclaró.

Pero condicionó la decisión de cada estado: “Si ellos no aceptan adherirse, no hay problema. Van a estar recibiendo sus recursos que les corresponde de conformidad con la ley de coordinación fiscal. Nada más que se tienen que hacer responsables de que se dé el servicio a la población, que no se cobre, que no haya cuotas de recuperación y aceptar que de acuerdo a la Constitución la salud es un derecho, no es un privilegio”.

El próximo martes será cuando se defina qué entidades quedarán fuera del esquema del Insabi y entre las entidades que no han fijado una decisión clara de adherirse o no al Insabi, están Coahuila, Nuevo León y Michoacán.

Comments are closed.