Medio Ambiente

AMBIENTALISTAS BUSCAN DETENER CONSTRUCCIÓN DE AEROPUERTO EN PORTUGAL

Diversos grupos ambientalistas se preparan para ir a los tribunales en Portugal y ante la Comisión Europea con la finalidad de detener la construcción de un nuevo aeropuerto pues consideran que falta un proceso de evaluación ambiental. Las organizaciones medioambientales portuguesas reiteran “que todo el proceso del Aeropuerto de Lisboa, considerado estratégico para el país, debe evaluarse necesariamente en el contexto de una Evaluación Ambiental Estratégica, en la que se consideran todas las opciones posibles”.

En una declaración pública, las organizaciones de protección ambiental Almargem, ANP/WWF, A Rocha, GEOTA, LPN, FAPAS, SPEA y ZERO señalaron que la construcción, en la ciudad de Montijo, “no puede decidirse como un proyecto separado, fuera de los instrumentos de planificación estratégica a los que está vinculado el país”.

Además, “debe basarse en el conocimiento más completo y actual de todos los componentes (clima, ecológico y social)”.

“Al avanzar con este proyecto, el gobierno no considera adecuadamente los impactos sobre los valores naturales, ni sobre la salud pública y la calidad de vida de las poblaciones, evaluados de manera deficiente”, indicaron.

“Ni siquiera se considera el problema urgente del cambio climático, ya sea desde el punto de vista de las emisiones de gases de efecto invernadero o la vulnerabilidad y resistencia del proyecto, y no se considera la seguridad de las personas y los bienes”, consideraron.

Los defectos en la información presentada conducen a las asociaciones a cuestionar cómo se evalúa la seguridad de las operaciones aéreas, dado el riesgo que representan las especies que no se han estudiado adecuadamente.

El estudio ignora a las 60 mil aves milherangos y a los 50 mil ibis negros que invernan en el lugar este año, los últimos aumentaron su población.

Aunque no se determinó una fecha específica en la que acudirán a los tribunales, las organizaciones ambientalistas buscan que el gobierno proteja especies y hábitats en el humedal más importante de Portugal, clasificado como Reserva Natural y como Red Natura 2000, uno de los más importantes en la Unión Europea.

Puntualizaron que “el valor de la compensación financiera propuesta no tiene una base en términos de valorar lo que se pierde, ni en términos de efectividad para resolver un problema real”.

El gobierno no dio importancia a estas y otras preocupaciones serias planteadas por numerosas entidades durante el proceso de consulta pública, por lo que las organizaciones ambientales “no ven otra alternativa que llamar la atención del sistema judicial y las autoridades europeas”.

A %d blogueros les gusta esto: