HISTORIA DE AC/DC Y LA RELACIÓN CON UN ASESINO SERIAL

«El acosador nocturno» fue el apodo que recibió el asesino serial Richard Leyva Muñoz Ramírez nació el 29 de febrero de 1960 en El Paso, Texas. Creció en el seno de una familia mexicana disfuncional, con un padre que abusaba físicamente de sus propios hijos. Siendo niño, Richard forjó amistad con un primo que había sido Boina Verde en Vietnam y acostumbraba a mostrarle fotografías en donde cometía crímenes de lesa humanidad.

Sus primeros crímenes tuvieron lugar a los nueve años, cuando empezó a robar. Luego se adentró en el mundo de las drogas y sus primeras agresiones tuvieron lugar durante su adolescencia, cuando trabajó en un hotel y solía robar a los huéspedes… hasta incluso tratar de violarlos.

Los homicidios se llevaron a cabo con bates de béisbol, cuchillos y armas de fuego; no obstante, hubo ocasiones en las que su modus operandi fue sigiloso, mientras que en otras situaciones Ramírez se quedaba a festejar en las viviendas de las víctimas, sin reparo en las consecuencias.  Fue atrapado gracias a que la última persona que atacó sobrevivió y denunció la camioneta en la que se movilizaba. Richard fue localizado y su rostro invadió la ciudad junto a su apodo, «El acosador nocturno».

Relación con AC/DC El apodo que recibió Richard no fue solo porque sus crímenes tuvieron lugar en la madrugada… en uno de los casos se encontró una gorra de la banda de rock AC/DC. Desde entonces, el grupo australiano se asoció a los homicidios y también a su tema «Night Prowler» («merodeador nocturno» en español), última canción del álbum Highway to Hell.

La canción reza frases como “Me esperas desnuda en la oscuridad como un cadáver en su tumba” o “Porque soy tu merodeador nocturno, y créeme si te digo que no hay nada que puedas hacer”.

Angus Young, guitarrista de la banda, aseguró que la canción casi acaba con su carrera. Decenas de grupos religiosos se volcaron en contra de la banda y provocaron ataques que afectaron su rendimiento.

Cuando Ramírez fue detenido, declaró que sí era fan de AC/DC pero que su álbum favorito no era Highway to Hell, tampoco «Night Prowler» no era su canción predilecta. Ello ayudó a que el grupo australiano recobrase popularidad, pero los más fervientes puritanos siguieron en contra de su música, y el rock en general.

Comments are closed.