Coahuila Nacional

AMLO: SIN ADHESIÓN AL INSABI NO HAY RECURSOS ADICIONALES

El Presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que a los gobernadores que no se adhieran al nuevo esquema del Instituto de Salud para el Bienestar solamente se les va a transferir el presupuesto que les corresponde por ley, por lo que no tendrán derecho a las partidas adicionales de la Federación para garantizar la atención y los medicamentos gratuitos.

“Entonces sí, si hay un recurso adicional que tiene un propósito tendríamos que constatar que ese recurso adicional se va a aplicar para el propósito de que haya atención médica y medicamentos para todos, y de manera especial para la gente humilde, para la gente pobre”, dijo.

El mandatario federal añadió que no habrá ningún problema, porque el convenio es voluntario, “se les van a transferir sus fondos y ellos se hacen cargo de la atención médica y de los servicios de salud, si no se adhieren”.

Donde se aplique el programa, el gobierno federal va a garantizar que la atención médica y los medicamentos sean gratuitos y que mejore la calidad del servicio.

Juan Antonio Ferrer, director general del Insabi, señaló que el 14 de enero terminaron de informar a los gobiernos estatales sobre las características del nuevo instituto y de las 32 entidades, únicamente 13 se han adherido.

“Hasta anoche, a las 12:00 de la noche (del miércoles), todas estas entidades, Tabasco, Yucatán, Ciudad de México, Baja California, Oaxaca, Sonora, Puebla, Chiapas, Veracruz, Colima, Hidalgo, Quintana Roo y San Luis Potosí ya habían refrendado su compromiso de firmar los acuerdos de coordinación”, detalló.

Añadió que “para los siguientes estados el acuerdo de coordinación está en proceso y esperamos en estos días informarles a ustedes cuáles se adhieren a este acuerdo de coordinación”.

En cuanto al desabasto de medicamentos, Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, explicó que el origen fue el sabotaje de la única farmacéutica que producía las fórmulas para tratamientos de cáncer.

“Esta situación de cómo se compraban y cómo se distribuyen y cuánto y qué compañías existen para tener medicamentos y otros insumos en México estaba completamente viciado, había monopolios, había exfuncionarios involucrados en el asunto, había controles de mercados, había sabotaje y han seguido saboteando”, dijo.

López-Gatell insistió en que “algunos opinólogos de repente se sorprenden que hablemos de sabotaje. Hablamos de sabotaje cuando hay una práctica malintencionada de alterar la capacidad del país de proveer servicios de salud. No veo que pueda tener otro nombre cuando hay una intención deliberada de alterar la capacidad del país de tener tratamientos médicos para la población. Entonces, eso es lo que pasaba”.

El director del Instituto Mexicano del Seguro Social, Zoé Robledo, dijo que este miércoles concluyó la calificación de perfiles de los 35 delegados del IMSS que serán enviados a los estados.

“Escogimos a los mejores perfiles por su calificación, ese fue el único criterio, tenían que ser perfiles con experiencia de por lo menos 10 años en el Seguro Social, que hubieran ido ascendiendo dentro del Seguro Social encargos siempre de servicios de salud”, aclaró.

Entre los cambios, expuso que por primera vez de las 35 oficinas, 18 son hombres, 17 son mujeres, seis de ellas enfermeras que además tuvieron evaluaciones extraordinarias, en torno a temas de toda la seguridad social y servicios que ofrece el IMSS.

“Confiamos, como dice el presidente, no en los políticos, no en los recomendados, sino confiamos en los que atienden la salud desde hace muchos”, dijo.

Mientras el gobierno daba este informe, afuera de palacio nacional, integrantes del Sindicato de Trabajadores y profesionales en salud de Oaxaca se manifestaban por la falta de pago de nómina y otros para exigir su recontratación.

Al respecto el presidente López Obrador aclaró que no han despedido a ningún trabajador, además de que se trata de personal administrativo que debería representar únicamente al 6.5 por ciento de los trabajadores en el sector salud y actualmente son el 30 por ciento de la nómina.

“Vamos a procurar, se está haciendo, que no se despida a nadie. Ver qué tareas pueden llevar a cabo en el nuevo plan. Y desde luego había muchas irregularidades, estamos poniendo orden en esto, pero no es el propósito de despedir gente”, dijo.

LA MEDIDA EN COAHUILA

Coahuila es una de las entidades que aún no se adhieren al Insabi; sin embargo el mandatario federal hizo énfasis en que en esta entidad es donde de observaba más desigualdad en esta materia.

“Hasta los servicios de los institutos subrogados había influyentismo político, mientras clínicas del ISSSTE en sótanos. Así estaba Piedras Negras, y se está resolviendo el problema ahí en Piedras Negras como en otros sitios”, dijo.

Recordó también el caso de Acuña donde “ha crecido mucho el número de trabajadores de maquilas y no tienen la atención médica. Se empezó a construir un hospital del Seguro Social desde el 2017 y está sin terminarse y urge terminarlo. Lo vamos a terminar este año”, aseguró.

Finalmente Zoé Robledo, director del IMSS, informó que será el doctor Francisco Javier Padilla del Toro el delegado del Instituto en Coahuila.

A %d blogueros les gusta esto: