Cultura

MUSEO DE SITIO DE CUICUILCO EXHIBE ARQUEOLOGÍA CHIAPANECA

El Museo de Sitio de la Zona Arqueológica de Cuicuilco exhibirá, a partir de este 17 de enero, “De canto y piedra. Arqueología y conservación en el sitio arqueológico de Izapa, Chiapas”, una muestra de la arquitectura y conservación de las edificaciones de esa antigua ciudad ubicada en la región del Soconusco.

Los orígenes de esta urbe se remontan al periodo Preclásico (1800 a.C., aproximadamente), cuando en las inmediaciones del río Izapa se fundó una pequeña población que se desarrolló hasta alcanzar su mayor crecimiento en el Preclásico Tardío (350-50 a.C.); para entonces, tenía un arreglo ordenado en torno a grandes conjuntos de plaza delimitado por arquitectura monumental, convirtiéndose en uno de los mayores asentamientos del Soconusco y en un importante centro político a nivel regional.

En su periodo de auge, las plazas del sitio se poblaron con conjuntos de monumentos pétreos, algunos labrados con bajorrelieves que presentan escenas míticas asociadas con el ejercicio del poder por los grupos gobernantes. Por su particular naturaleza, la iconografía plasmada en estos monumentos definió un estilo propio denominado “Izapa”, que encuentra paralelos en otros sitios arqueológicos en la planicie de Chiapas y Guatemala.

De acuerdo con un comunicado del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), fue en la década de 1930 cuando los primeros especialistas llegaron a la profundidad de la selva, registraron y excavaron algunos edificios de la ciudad, pero fue hasta 1960 cuando se realizó un programa de investigación extensivo, con la elaboración del primer plano del asentamiento y la excavación de sus monumentos y estructuras mayores.

Desde 2016, el “Proyecto de Investigación y Conservación de Izapa” tiene como uno de sus objetivos el estudio de los sistemas constructivos presentes en los edificios del Grupo F —enclavado en una zona elevada, de arquitectura monumental y destinado a las actividades cívico-rituales—, a fin de recuperar los conocimientos tecnológicos de este sector del asentamiento, ocupado durante el periodo Clásico.

Los materiales arqueológicos encontrados muestran la inclusión de Izapa dentro de las extensas redes de intercambio a larga distancia, que comunicaban puntos tan distantes como el Altiplano Central y la gran urbe teotihuacana o los sitios del Altiplano Guatemalteco. De las estructuras intervenidas ha sido posible reconocer diferentes tipos de arcillas empleadas en sus elementos arquitectónicos, sus sistemas de cimentación y las técnicas para la construcción de su mampostería, lo que ha permitido un adecuado trabajo de conservación en el área.

A %d blogueros les gusta esto: