CANADÁ IMPULSA LAS CIUDADES VERDES DEL FUTURO

Con la implementación de techos y fachadas verdes para nuevos desarrollos urbanos, la producción local de alimentos, la plantación estratégica de árboles en espacios públicos y privados, Toronto y Vancouver impulsan las ciudades del futuro y la protección a la biodiversidad. El objetivo de que en diferentes zonas se construya una amplia variedad de biotopos (elementos como el suelo, la tierra, las montañas y el agua) terrestres y acuáticos dentro de entornos urbanos, es que prosperen los animales y las plantas.

Toronto, la capital de la provincia de Ontario, es uno de los ejemplos en la implementación de estas medidas a favor del medio ambiente, ya que en 2019 adoptó las regulaciones del Estatuto de “Green Roof”, el cual requiere una proporción de techos verdes para nuevos desarrollos de cierto tamaño.

Con esta decisión se convirtió en la primera ciudad de Norteamérica en comprometerse a la construcción de techos verdes para un 20 y 60 por ciento por cada nuevo edificio que tenga más de dos mil metros cuadrados de área bruta.

En esta ciudad también se ofrecen subsidios para los propietarios de edificios que deseen crear este tipo de techos con el programa de incentivos Eco-Roof, medida que ya se imita en algunos otros lugares.

Un modelo a seguir para otras ciudades es Vancouver, donde desde 2011 se desarrolla el Plan de Acción de Ciudad Más Verde con el que se producen localmente los alimentos, se plantan árboles en espacios públicos y privados, así como se trabaja en mejorar el microclima, la seguridad alimentaria y la biodiversidad.

La ciudad se encuentra posicionada como una de las más verdes del mundo debido a las acciones que se han llevado a cabo y destaca el hecho de que fue una de las primeras en reconocer la gravedad del cambio climático, por lo que en 1990 emprendieron programas destinados a la reducción de emisiones CO2.

Los habitantes de este sitio ubicado al suroeste de la Columbia Británica, tienen la menor huella de carbono de América del Norte y aspiran a ser la Ciudad Más Verde del Mundo en 2020 para no comprometer la calidad de vida de las generaciones futuras o de las personas que viven en otras partes del mundo.

Comments are closed.