Cultura

ORIGEN DEL ASILO POLÍTICO

El término “asilo” nace del griego “asylos», que significa templo inviolable o sitio donde nadie puede ser molestado. Todo apunta a que su origen está en los primeros pueblos nómadas, quienes acogían a los extranjeros que huían de su territorio por motivos varios como símbolo de hospitalidad

Durante mucho tiempo, el asilo se usó para proteger a las personas que no querían someterse la rigidez de las leyes de sus pueblos y buscaban zonas seguras donde refugiarse.

Más tarde, Grecia reconoció el asilo como una entidad en sí misma al que asignó dos funciones básicas: Asilo territorial, que tenía lugar en las ciudades y Asilo religioso, en templos y zonas sagradas.

Más adelante, su objetivo fue salvaguardar a aquellas personas que huían de la ira de los gobernantes de turno, para lo cual se les daba refugio en iglesias, monasterios y casas de culto. Pero al llegar el movimiento de la Reforma (S.XVI), las cosas cambiaron y se dio prioridad a los perseguidos por razones políticas e ideológicas.

En países de «fragilidad democrática» donde los sistemas políticos están sujetos a amenazas de cambio irracionalmente abruptos y, por supuesto, donde se presente como posible el cambio violento de las instituciones, el asilo o refugio humanitario adquiere unas dimensiones bien importantes.

Porque se tipifica en asilo diplomático que se traduce un tipo de protección internacional y puede entenderse como la protección que otorga un Estado a una persona, perseguido políticamente o por delitos conexos con la política, en la sede de sus misiones diplomáticas; En efecto, la creación de misiones estables hizo posible el asilo diplomático y ello fue factible por la inmunidad de jurisdicción de las mismas, basada en el concepto de la extra territorialidad y cuando tal concepto quedó en desuso en la inmunidad real.

En principio sólo se asiló a delincuentes comunes En principio sólo se asiló a delincuentes comunes mientras que, a los delincuentes políticos, se les consideraba un peligro para la subsistencia de los distintos regímenes imperantes, y a pesar de la extra territorialidad e que gozaban las misiones no fue aceptado el asilo para ellos.

Cuando debido a la extradición, el amparo a los delincuentes comunes, se suprimió en la práctica, y el asilo diplomático desaparece de Europa como institución normal del derecho internacional.

A %d blogueros les gusta esto: