“KONRAD”, UNA OBRA SOBRE LA DIVERSIDAD, LA EMPATÍA Y LA TOLERANCIA

La puesta en escena Konrad, que inspira a la construcción de una sociedad más solidaria, empática y tolerante, regresa a la cartelera teatral tras una temporada por varios estados del país. «Es una obra que hicimos con mucho cariño pensando en que toda la familia se divirtiera y no sólo los niños, también las mamás, los papás y los hermanos. Cuando el público nota que trabajas para ellos, le gusta y se siente identificado», declaró la directora Andrea Salmerón.

Konrad, nominada a mejor obra para público joven en los Premios ACPT 2018 y en los Premios Metro 2019, está basada en el cuento de la reconocida escritora austriaca Christine Nöstlinger y fue adaptada por Paulina Barros Reyes.

Con las actuaciones de Olga González, Meraqui Pradis, Pedro Mira, Valeria Fabbri, Sergio Bátiz y Silvestre Villarruel, narra el caso de Berti Bartolotti, una mujer que trabaja desde su casa como tejedora de alfombras.

Vive sola y feliz en medio de su colorido caos. Tiene un novio que la visita dos veces por semana y es adicta a los cupones, así como a las compras por Internet y televisión.

Su vida cambia cuando llega a su casa un pedido que no hizo. Se trata de Konrad, un niño hecho en fábrica y aparentemente perfecto. Berti se enfrentará a necesidades que nunca imaginó, pues tendrá que proveer ropa, juguetes, escuela, comida sana y útiles para él.

«Lo que queremos decir con la trama es que la diferencia entre los individuos nos enriquece a la sociedad. Lo que te hace diferente de mí es algo que me enriquece y hace que la sociedad sea más rica y más diversa», destacó.

Indicó que Konrad es un niño bien portado y acomedido. El conflicto de la protagonista es que debe pensar en otra persona que no es ella, lo cual, considera la directora, es complicado para cualquier ser humano «pues tendemos a ser egoístas.

«Como personas tenemos que modificar conductas y ceder en la familia nuestros tiempos o en las dinámicas para que las necesidades de todos queden satisfechas. Hay que ponerse en los zapatos del otro, mirar al otro para ver qué necesita, respetarlo y quererlo como es».

En su tercera temporada, después de exhibirse en el Teatro El Galeón y después en el Teatro Helénico, la obra llega al Teatro Xola para quedarse todos los días domingo a las 13:00 horas, desde el 19 de enero hasta el 31 de mayo.

Comments are closed.