Ciencia y Tecnología

LUZ VERDE PARA EL NUEVO AVIÓN SUPERSÓNICO SILENCIOSO DE LA NASA

La NASA dio luz verde al ensamblaje final y la integración de los sistemas del primer avión supersónico silencioso tripulado X-59. La revisión administrativa, conocida como Key Decision Point-D (KDP-D), fue el último obstáculo programático del avión X-59 QueSST (Quiet Supersonic Transport). Los funcionarios se reunirán otra vez a finales de 2020 para aprobar el primer vuelo del avión en 2021.

El avión fue fabricado en serie durante más de tres décadas.

El X-59 ensayará sus tecnologías supersónicas sobrevolando territorios estadounidenses. La nave está diseñada para que cuando vuele la gente en tierra no oiga más que un ruido sordo y silencioso, si es que escuchan algo.

Los datos científicamente válidos recopilados durante estos sobrevuelos comunitarios se presentarán a entes reguladores estadounidenses e internacionales. Estos utilizarán la información para crear reglas basadas en niveles de ruido. La intención es permitir nuevos mercados comerciales de vuelos supersónicos.

La construcción del X-59 se realiza bajo un contrato de 247.5 millones de dólares de coste, más incentivo. Se lleva a cabo en la fábrica Skunk Works de Lockheed Martin Aeronautics Company en Palmdale, California.

Se establecen activamente tres áreas de trabajo principales para construir el fuselaje principal, el ala y el empenaje del avión supersónico. El ensamblaje y la integración de los sistemas del avión, incluido un innovador sistema de visibilidad externa de la cabina, están previstos para finales de 2020.

La gestión del desarrollo y construcción del X-59 QueSST se enmarca en el proyecto Low Boom Flight Demonstrator. Dicha iniciativa forma parte del Programa de Sistemas Integrados de Aviación de la NASA.

A %d blogueros les gusta esto: