LA LLUVIA ARTIFICIAL DE WOODY ALLEN EN NUEVA YORK

Un día lluvioso en Nueva York (2018) es la película número 50 de Woody Allen, misma que desde hace un año y medio se encontraba lista para ser estrenada, no obstante, por cuestiones propias del temor a la incorrección política, no fue distribuida en Estados Unidos, como originalmente lo planeó el director. La historia transcurre en dos vertientes: la de Gatsby Welles (interpretado por Timothée Chalamet) y la de Ashleigh Enright (encarada por Elle Fanning), una pareja de novios que viajan a Nueva York, dividiéndose la película en dos relatos.

Cada vertiente posee sus propias características, siendo la historia de Gatsby una consecución de eventos sin relación entre sí, sucedidos uno tras otro con la intervención de Chan Tyrell (papel interpretado por Selena Gomez), a quien se le debe un deslavado desenlace.

Por su parte, Ashleigh Enright vive los acontecimientos más fuertes de la historia, convirtiéndose en el principal motor de la película: interviene con la mayoría de los personajes como el acartonadamente frustrado director, Roland Pollard (Liev Schreiber), y el actor, Diego Luna, quien parece interpretarse a sí mismo con el pseudónimo de Francisco Vega.

En ambas historias, la película —escrita y dirigida por el mismo Allen— está salpicada de diálogos y situaciones que beben de la comedia, género por antonomasia del director que desde siempre ha demostrado una enorme facilidad para dominar, aun cuando su intención pareciera apuntar hacía otras direcciones.

Con una lluvia artificial que empapa a los actores en diferentes escenas, la precipitación viene a ser un recurso para dar rienda suelta a la nostalgia del director, quien ha afirmado disfrutar de la misma a pesar de no contar con la suerte meteorológica de poder grabar una lluvia de verdad. Un día lluvioso en Nueva York se encuentra en la actual cartelera de la Cineteca Nacional de México.

Comments are closed.