fbpx
Anuncios
Cultura

¿POR QUÉ EXISTEN LOS AÑOS BISIESTOS?

El calendario gregoriano o moderno añade un día extra cada cuatro años, para dar paso a lo que se conoce como ‘año bisiesto’.
Este 2020 será un año bisiesto, es decir, que se compondrá de 366 días en lugar de 365.

La tradición de añadir un día extra al calendario cada cuatro años surgió en la Antigua Roma, cuando se descubrió que el año solar duraba un poco más cada cierto tiempo.

Julio César solicitó al astrónomo alejandrino Sosígenes una alternativa al calendario romano que se apegara más a la rotación de la Tierra, que se efectúa en 365 días con 5 horas, 48 minutos y 56 segundos.

El experto se basó en los calendarios egipcios para añadir un día extra cada cuatro años y alinear las fechas con el año solar; así nació el calendario juliano.

Los romanos decidieron que el día extra sería el 24 febrero, mes que consideraban como el último del año.

Bisiesto proviene del latín “ante diem bis sextum Kalendas Martias” (sexto día antes de las calendas de marzo). Para abreviar la frase, se utilizó el término “bis sextus” (bisiesto).

Conformé pasó el tiempo, el papa Gregorio XIII decidió cambiar el día extra al 29 de febrero.

Para establecer los años bisiestos, el pontífice se asesoró por el astrónomo jesuita Christopher Clavius para suprimir 10 días al calendario de 1582 y con ello desaparecer el desfase del año solar.

Al jueves 4 de octubre de 1582 le siguió el viernes 15 de octubre.

Para evitar otro desajuste, se estableció que los años que sean múltiplos de 100 -excepto si también lo son de 400-, no podrán ser bisiestos.

Con dichas reglas se rige el actual calendario gregoriano o moderno.

INFORMACIÓN: BBC

Anuncios