UNA CAMARA DE DIPUTADOS INEFICIENTE Y AL SERVICIO SOLO DEL PRESIDENTE

En la presente legislatura de los diputados federales, se aprobaron 382 iniciativas de ley, puntos de acuerdo o efemérides de las 2969 presentadas, es decir, tuvieron una eficiencia de apenas el 13 por ciento.

Por grupo parlamentario fue Morena quien más iniciativas presentó con un total de 865, es decir cerca del 30 por ciento de las mismas. Sin embargo, su eficiencia fue de 11 por ciento, solo una de cada 10 iniciativas presentadas fue aprobada por el pleno, y eso que tienen el 51.8 por ciento del total de los votos, suficientes para aprobar cualquier ley que no signifique un cambio a la constitución política de los estados unidos mexicanos.

Si a esos números sumamos los de sus aliados el Partido del Trabajo, con 6.8 por ciento de los legisladores; Encuentro Social con el 5.2 por ciento y el Partido Verde que los ha acompañado en casi todas sus votaciones con 2.6 por ciento de los diputados, en conjunto con Morena suman el 66.4 por ciento de todos los legisladores.

Quien sí se ha convertido en un importante promovente de reformas legales es el presidente Andrés Manuel López Obrador de las 15 iniciativas que envió al legislativo 14 fueron aprobadas, es decir el 93 por ciento le han sido concedidas. Sin embargo, a los estados, por ejemplo, de las 86 iniciativas enviadas al Congreso de la Unión, sólo 5 fueron aceptadas, esto es cerca del 6 por ciento de efectividad o lo que significa que los estados no fueron escuchados por la federación.

De la oposición es el Partido Acción Nacional quién más iniciativas ha promovido con 461, pero apenas 52 prosperaron, tiene el mismo porcentaje que Morena en eficiencia con el 11 por ciento.

El PRI con sus 276 iniciativas presentadas y 38 aprobadas tiene una eficiencia del 13 por ciento, PES ha presentado 270 iniciativas 36 ya fueron aprobadas, tiene una misma efectividad que el PRI con el 13 por ciento; PT ha presentado 206 iniciativas, 22 de ellas aprobadas, es decir una eficiencia del 10 por ciento, Movimiento Ciudadano es solo después del PAN, la bancadas con más iniciativas presentadas con 345, de las cuales solo 32 fueron aprobadas, una eficiencia del 9 por ciento, PRD ha promovido 181 iniciativas de ellas 9 fueron aprobadas, apenas una efectividad del 5 por ciento y PVEM, la bancadas más floja solo presentó 56 iniciativas y 4 le fueron aprobadas, por lo que su eficiencia es del 7 por ciento, diputados sin partido han presentado 27 iniciativas y aprobadas 3, su eficiencia es del 11 por ciento, y también fue presentada una sola iniciativa de carácter ciudadano, misma que no fue escuchada.

Si consideramos que Morena tiene 259 diputados y presentó 865 iniciativas y le aprobaron 101, significa que en promedio cada legislador presentó únicamente 3 iniciativas en un año de trabajo. Lo cual tampoco es cierto, porque muchos legisladores no han presentado ni una sola iniciativa y sólo se adhieren a la propuesta de otro legislador.

En el PAN con sus 78 legisladores, representa que cada uno habría presentado cerca de 6 iniciativas, es decir el doble que Morena.

El PRI con 47 legisladores también presentó casi 6 iniciativas por legislador. El PT tiene 34 diputados y presentó 206 iniciativas es decir cada uno de sus integrantes firmaron 6 de ellas. MC con 28 legisladores presentó 345 iniciativas, es decir cada uno de ellos firmó 12 de ellas.

PES con 26 diputados presentó 270 iniciativas, es decir sus legisladores trabajaron 10 iniciativas cada uno de ellos.

Partido verde que tiene 13 legisladores presentó 56 iniciativas es decir apenas cuatro por cada legislador.

El PRD con 11 legisladores presentó 181 iniciativas lo que representa que cada legislador firmó 16 iniciativas, fueron los más activos en este rubro a pesar de ser la bancada más chica.

Finalmente los diputados sin partido, son cuatro y presentaron 27 iniciativas, es decir casi siete por cada uno de ellos.

Cuando los grupos parlamentarios logran acuerdos en la mesa de negociaciones, su eficiencia aumenta considerablemente, pues de las 74 iniciativas presentadas por diversos grupos parlamentarios, 32 de ellas fueron aprobadas por el pleno, es decir el 43 por ciento de efectividad.

El año que concluye demuestra que el presidente es el gran legislador y su bancada, aunque mayoritaria es la menos productiva en materia de iniciativas legislativas. También muestra que un enorme trabajo legislativo, como el realizado por el PRD de poco sirve cuando su bancada es tan pequeña que no puede incidir en las decisiones de un pleno rendido ante otro de los poderes. También deja en claro que la sexagésima cuarta legislatura privilegió la agenda presidencial y desdeñó las necesidades de los estados y la iniciativa ciudadana es un instrumento que no se utiliza y la sociedad deja en manos de los partidos políticos este trabajo.

Comments are closed.