Anuncios
Cultura

LAS TRADICIONES MÁS CURIOSAS PARA RECIBIR EL AÑO NUEVO EN ESPAÑA

En la Puerta del Sol se reunen miles de españoles cada 31 de de diciembre para esperar las 12 campanadas del año nuevo. Durante la noche de Fin de Año convergen todas las peculiaridades de los españoles. Es una celebración familiar que termina, especialmente entre los jóvenes, en una desmesurada fiesta hasta el amanecer.

Mezcla la herencia religiosa de un país donde dos tercios de la población se declara católica junto a las manías de la nación más supersticiosa de Europa, donde hasta un 60 por ciento cree en la suerte.

Este acontecimiento es percibido con fascinación y extrañeza por los cinco millones de extranjeros que viven en España, según el dato más reciente del Instituto Nacional de Estadística. También por los turistas que viajan durante esta fecha al país, que este año registró su récord histórico de visitantes con 83.4 millones, de acuerdo a las cifras del Ministerio de Turismo.

En páginas públicas de Facebook como argentinos en Madrid y colombianos en España los usuarios consultan todo tipo de dudas al respecto.

Las uvas de la suerte Por cada uno de los últimos 12 segundos del año hay que comer una uva. Los niños pequeños suelen imitar a sus padres porque no comprenden cuándo hay que empezar. Hay quien les quita la piel o las semillas para facilitar una ceremonia que en todas las familias termina con risas, toses y las bocas hinchadas con la pulpa de esta fruta.

El reloj de la Puerta del Sol en Madrid Desde el kilómetro cero de la capital se dan las campanadas que escuchan los españoles durante los 12 últimos segundos del año. En esa céntrica plaza se reúnen hasta 20.000 personas que desafían al frío, el viento, la lluvia e incluso a la nieve.

Supersticiones Los españoles están convencidos de que es necesario seguir un ritual para evitar la mala suerte en el año que entra. Hay que llevar ropa interior roja, una tradición que podría venir de la Edad Media, cuando este color -al que se relaciona con el amor, la pasión y la prosperidad- estaba prohibido. Además, conviene echar oro en la copa con la que se vaya a brindar, ya sea de champagne, vino o cava.

Seguida de banquetes, reuniones y fiestas de bienvenida del nuevo año. El día 1 de de enero España se paraliza, los comercios cierran y todos se quedan en casa descansando para recuperarse

Anuncios