Cultura

5 COSAS DELIRANTES QUE HACEN LAS PERSONAS ALREDEDOR DEL MUNDO AL TERMINAR UN AÑO

Al igual que nosotros concebimos la llegada del Año Nuevo entre champagne, fiestas y serpentina, otros muchos lugares del mundo festejan el primer día del año a su particular modo. Entre estas 5 cosas delirantes que hacen alrededor del mundo al terminar el año no faltan costumbres curiosas como quemar espantapájaros o romper platos. ¡Mira!

Rodar frutas (Filipinas) En el archipiélago asiático confían en la acción de hacer rodar cosas como un acto para atraer la salud y el dinero durante los próximos doce meses. Grandes y pequeños hacen rodar 12 piezas de fruta, ropa (formando un ovillo, por supuesto) y todo aquello que pueda tener una forma mínimamente redonda por el suelo con tal de invitar a la buena suerte.

Girar bolas de fuego (Escocia) Diversas culturas pre-cristianas de Europa concebían el fuego como elemento purificador a las desgracias acontecidas durante el año que despedían; un pensamiento que los habitantes de la población escocesa de Stonehaven siguen fomentando a lo largo de unos desfiles en los que algunos lugareños hacen girar bolas de fuego tras sus espaldas como si no hubiera un mañana, vigilando de no quemar sus típicas faldas.

Quemar espantapájaros (Ecuador) Ecuador es uno de esos países que engloba diversas (y delirantes) tradiciones en torno a la llegada del Año Nuevo. La primera de ellas consiste en quemar espantapájaros hechos de papel, además de otras pertenencias o fotografías que les recuerden los malos momentos del año anterior.

La segunda costumbre consiste en salir a la calle haciendo rodar una maleta de ruedas, simulando tu intención de hacer ese viaje que siempre se te resiste como indirecta al año que recién comienza. Esta tradición también se lleva a cambio en Colombia.

El Baile del Oso (Rumanía) El país de Europa del Este es otro de esos lugares en los que les encanta ejecutar diversas tradiciones al llegar el Nuevo Año. En concreto, el conocido como Baile del Oso se compone de vecinos que, ataviados bajo un peludo traje de oso, comienzan a bailar por las calles con tal de alejar los malos augurios.

Por otra parte, en ciertas comunidades rurales los granjeros pasan la noche en sus establos, fomentando un ritual de conversación entre animales en el que las familias se agolpan tratando de entender el lenguaje que establecen las cabras, pollos o caballos durante largas horas. Curioso cuanto menos.

Romper platos (Dinamarca) Aunque romper un plato suela ser un indicativo de mala suerte en cualquier otro momento del año, en Dinamarca no escatiman en vajillas viejas que reservan para el 31 de diciembre, si bien algunas empresas se encargan de proveer a los vecinos daneses con vasijas estropeadas o antiguas para tal fin. Al comenzar el año nuevo la gente rompe los platos en las puertas de sus vecinos y familiares con tal de atraer a la buena suerte. Y cuantos más rompas, mejor.

Estas 5 costumbres delirantes que hacen las personas alrededor del mundo para recibir al Año Nuevo confirman nuevamente el poder del folclore popular y las creencias durante un cambio de año en el que debemos aprovechar para despedir todo lo malo del año que recién dejamos atrás y desear lo mejor al que recién comienza.

El Año Nuevo es uno de los más festejados a nivel mundial. Es una celebración que trasciende religiones, culturas y en la que la gran mayoría de la humanidad se une para despedir el año saliente y recibir al entrante. Hace relativamente poco se celebra fin de año a fines de diciembre, debido a que tan solo cuatro siglos atrás era más común hacerlo el 20 y 21 de marzo, momento del equinoccio, es decir cuando el Sol está exactamente sobre la línea del Ecuador.

Algunas culturas, en especial los pueblos originarios del sur del continente americano, festejaban el Año Nuevo en el solsticio, en particular el del 21 de junio, que coincide con el de invierno en el hemisferio sur.

A %d blogueros les gusta esto: