Sociedad

INVITA REINA ISABELL II A SUPERAR DIVISIONES EN SU MENSAJE NAVIDEÑO

Después de un año «movido», entre los escándalos que salpican a su familia y el Brexit, la reina Isabel II llamará a los británicos, en su tradicional discurso navideño, a superar las divisiones. Para la soberana de 93 años, 2019 comenzó con un accidente de tradicional discurso navideño, a superar divisiones.

Para la soberana de 93 años, 2019 comenzó con un accidente de tráfico de su esposo, el príncipe Felipe, quien lo termina en el hospital. Su hijo Andrés se ha visto involucrado en un escándalo sexual y su nieto Enrique ha hecho público su estado de ánimo frente a la presión de los medios de comunicación.

“Pequeños pasos dados en la fe y en la esperanza pueden superar las viejas diferencias y profundas divisiones para traer armonía y comprensión», según los fragmentos de su discurso revelado antes de su difusión, el 25 de diciembre.

“Por supuesto, el camino no siempre es fácil y a veces este año pudo parecer bastante movido, pero pequeños pasos pueden crear una gran diferencia», agregó la Reina en un pasaje en el que hace referencia a la vida de Jesucristo.

El llamamiento de la Reina a la reconciliación llega cuando el Reino Unido se prepara para un momento histórico, con una salida de la Unión Europea programada para el 31 de enero, después de tres años y medio de caos político. Isabel II ha permanecido neutral durante el psicodrama.

En el discurso la Reina se re􀂦ere a las conmemoraciones por los 75 años del desembarco de Normandía, cuando «aquellos que fueron enemigos jurados se reunieron para conmemorar a ambos lados del Canal de la Mancha”. “Queriendo dejar atrás las diferencias del pasado y avanzar juntos, honramos a la libertad y la democracia ganadas para nosotros a un precio tan alto», agrega

Pese a las di􀂦cultades, la Reina y la realeza siguen siendo muy populares. Según un sondeo del Instituto Yougov en otoño, el 80% de los británicos tiene una opinión positiva de Isabel II y el 70% está a favor de la monarquía.

Sin embargo, los escándalos han multiplicado los llamamientos a que la familia real reduzca el número de miembros remunerados por sus funciones de representación.

A %d blogueros les gusta esto: