Cultura Internacionales

EL NACIMIENTO DE JESÚS

“La palabra Navidad viene del vocablo latino Natividad, que significa nacimiento, y en esta fecha los cristianos católicos celebran la encarnación del hijo de Dios, el nacimiento de Jesús de Nazareth”

Aunque las Escrituras no dan una respuesta clara, muchos expertos han llegado a la conclusión de que Jesús no nació un 25 de diciembre. Todos creemos que el nacimiento de Jesús tuvo lugar el 25 de diciembre del año 0, el día de Navidad. Sin embargo, lo cierto es que la Biblia no revela con exactitud cuál es la fecha en la que nació Jesús. ¿Por qué?

Todo indica a que los mandatarios de la Iglesia eligieron esta fecha para suplantar las festividades paganas que tenían lugar por el solsticio de invierno. En la Antigua Roma el 25 de diciembre se celebraba el nacimiento del «Sol invencible».

Sin embargo, esto varía según las diferentes religiones y hoy cabe resaltar que para cada una de ellas existe su razón y que también hace una invitación a la reflexión individual, al compartir en familia y en comunidad.

La invitación del Papa Francisco:

Francisco, quiere que se recuerde la importancia para los católicos de poner el Belén en sus casas, escuelas y en el trabajo, afirmó que el Nacimiento ofrece en estos tiempos “frenéticos”, “una invitación a la contemplación”. “Nos recuerda la importancia de detenernos”, afirmó.

“Ante una sociedad frenética, el Nacimiento nos hace dirigir nuestra mirada a Dios, que es pobre de cosas, pero rico de amor, nos invita a invertir en lo importante, no en la cantidad de bienes, sino en la calidad de los afectos”, manifestó.

Agregó que “el Nacimiento es una imagen artesanal de la paz ante tanta violencia e individualismo que nos rodea. En el pesebre todos convergen en Jesús, quién es el Príncipe de la Paz, y donde está Jesús hay armonía, y nos dice que no estamos solos, porque Él está con nosotros, dándonos una vida nueva”.

A los peregrinos de lengua española, reiteró su invitación: “Los invito a preparar el Nacimiento en sus hogares y a detenerse para contemplarlo, para que el nacimiento de Jesús los llene de alegría y les conceda la paz”.

A %d blogueros les gusta esto: