Nacional Salud

DE TRES A CINCO NIÑOS SON ATENDIDOS AL MES POR INGERIR PILAS

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) atiende de tres a cinco niños al mes que accidentalmente ingieren pilas, lo cual puede afectar directamente el esófago por el material tóxico que liberan o la corriente eléctrica que contienen que, incluso, podría perforar dicho órgano.

La ingestión accidental de las pilas es frecuente en menores de cinco años de edad debido a su curiosidad innata de reconocer objetos, además de que cuentan con acceso a juguetes, relojes y controles remoto que también utilizan estos aditamentos, señaló la doctora adscrita al Servicio de Gastroenterología del Hospital Siglo XXI, Beatriz González Ortiz.

La especialista indicó que en caso de que un niño haya tragado una pila y los padres no se hayan percatado, los síntomas que se presentan son tos, dificultad para comer, dolor en el pecho, salivación, babeo y fiebre, que son causados por la liberación del material corrosivo después de cuatro horas de estar atorada en el esófago.

A %d blogueros les gusta esto: