Medio Ambiente Nacional

RENTA DE ARBOLES DE NAVIDAD

Con el objetivo de rescatar un elevado porcentaje de los millones de árboles que se talan en México durante la temporada navideña para decorar hogares por un mes, una organización mexiquense dedicada a la preservación del medio ambiente implementa el programa “No tales, mejor renta”.

Se trata de una iniciativa que promueve la renta de árboles de calidad Douglas fir (Pseudotsuga Menziesii), los cuales son colocados en macetas con sus raíces para mantenerlos vivos, se entregan a domicilio y al final de la temporada son llevados a reservas.

La Asociación Ambiental Acción Mexiquense (AAAMAC) destaca que busca resolver una problemática ambiental que se genera anualmente, ya que se desperdician árboles adultos de 7 a 9 años que se talan para ser usados en la temporada decembrina tan sólo por un mes, por lo que este programa busca mantener vivos esos árboles en el Estado de México.

Indica que año con año se talan aproximadamente un millón de árboles de navidad en el país, así como otro millón proviene de Canadá y Estados Unidos; por lo que ofrecen árboles de especies norteamericanas de aproximadamente dos metros de altura a un precio competitivo.

El proceso inicia con la llamada de los interesados en obtener un pino; la asociación compra el árbol para que no sea talado, posteriormente se coloca con sus raíces en una maceta y se lleva a una reserva para apartarlo y darle mantenimiento, después es llevado al hogar de la persona que lo rentará por la temporada de fin de año.

En enero y febrero de 2020 la AAAMAC regresa a las casas a con el objetivo de acopiar los pinos para luego plantarlos en reservas ecológicas, aumentando así el inventario arbóreo y la perpetuidad de los bosques de pinos.

Explica que éstos entran a un proceso de “cirugía de raíz” que dura unos tres meses posterior a su compra, luego se extraen por completo del suelo y se los coloca en macetas para ser transportados a la Incubadora de Árboles de AAAMAC, donde permanecerán otros dos meses en un proceso de adaptación y vigilancia.

Refiere que una vez adaptados en su maceta, son distribuidos a las casas de los adoptantes en diciembre y se recogen en enero para ser llevados de regreso al bosque a la Reserva de AAAMAC, donde son tratados, custodiados y cuidados.

Puntualizó que con ello se garantiza un mejor sistema para abatir la contaminación elevando los índices de producción de oxígeno y filtraciones de dióxido de carbono (CO2), cumpliendo con las expectativas ciudadanas de programas sustentables y efectivos.

INFORMACIÓN: Notimex

A %d blogueros les gusta esto: