Salud

MITOS MÁS FRECUENTES SOBRE CÓMO BAJAR DE PESO

Como el problema de la obesidad aumenta día a día, muchas personas tratan de bajar de peso y se dejan influenciar por falsos mitos que pueden afectar su salud.  En Internet se publican estrategias sobre cómo bajar de peso que, al final, resultan ser falsos. Entre ellos están:

  •  “Sudar es grasa que se quema” Iván Darío Escobar, médico endocrinólogo y experto en obesidad, explicó que al traspirar solo se pierde agua. Aunque al eliminarla se pueden perder unos gramos esto no quiere decir que se queme ningún tipo de grasa.
  • ¿Qué comer y cómo hacerlo?: Un plan para bajar de peso En estos casos cualquier pérdida de peso puede ser producto de la deshidratación, algo que arriesga el funcionamiento del organismo. La única forma de quemar grasa es practicando una actividad física.
  • “No comer carbohidratos es vía directa a bajar de peso” Los carbohidratos por sí solos no aumentan el peso sino el exceso de calorías. Los carbohidratos son la principal fuente de energía del organismo por lo que suprimirlos de manera absoluta lo único que provoca son desajustes metabólicos. Lo recomendable es consumirlos en porciones adecuadas.
  • “Comer solo productos light hace bajar de peso” Falso. La denominación light que se le da a algunos alimentos no significa que estén libres de azúcar, grasa o calorías. En realidad, lo que tienen estos suministros son menos calorías comparados con otros, pero no están exentos de preservantes y aditivos, sobre todo cuando son industrializados.
  • “Comer en la noche engorda más” El cardiólogo Gabriel Robledo, de la Fundación Colombiana de Obesidad, explicó que si una persona come pequeñas porciones durante todo el día no tendrá que excederse en la última ración nocturna. Lo que ocurre es que muchas personas no se alimentan bien en el día y concentran toda su alimentación en la noche, llevando al mito de que por la falta de actividad en ese horario el metabolismo transformará todo en grasa que no se quema.
  • Por el contrario, dejar de comer en la noche altera de forma significativa el metabolismo, con bajos índices de azúcar en la sangre que pueden impulsar a comer más. Lo importante es que se fijen horarios y que se busque una dieta equilibrada al menos en cuatro comidas con unos pequeños bocadillos entre ellas.
  • “Usar faja baja la barriga” De acuerdo al endocrinólogo Escobar no se demostró de ninguna manera que, además de proyectar un efecto visual, dichos artículos tengan beneficio en la intención de reducir el peso.
  • Estas prendas logran aumentar el riesgo de que la persona se deshidrate y se desequilibre metabólicamente. Además, promueve alteraciones posturales e incluso compromisos en las vísceras por presiones externas indebidas.

Bajar de peso, de acuerdo a los expertos consultados, requiere de una dieta saludable, diseñada preferiblemente por un profesional de la nutrición con un contenido diario calórico de entre 1.500 y 2.000 calorías para una persona adulta.

Todo esto debe sumarse a un plan de actividad física que incluya ejercicio regular más de 150 minutos repartidos en cinco días de la semana.

INFORMACIÓN: PORDENTRO

A %d blogueros les gusta esto: