Nacional

APRUEBAN DIPUTADOS REFORMA PARA EVITAR QUE FUNCIONARIOS GANEN MÁS QUE EL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA

A pesar del esfuerzo del PRI y el PAN, la mayoría de Morena aprobó reformar los artículos 116 y 127 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos para evitar que algún funcionario gane más que el presidente, Andrés Manuel López Obrador.

Los legisladores del PRI promovieron una moción suspensiva, es decir, trataron de impedir que se llevara a cabo la votación y con ello se reforme la constitución, sin embargo, no fue aceptada. La legisladora por Querétaro, María Alemán, subió a tribuna y alertó a sus compañeros que se trataba de la imposición presidencial, pues el mandatario fijo su sueldo en 108 mil pesos, pero no existe una metodología para crear un tabulador de salarios. Es decir, cada sexenio se deja a criterio del presidente el monto que quiera ganar.

En respuesta el morenista, Pablo Gómez dijo que no debe haber confusión los únicos que se autodesignan las percepciones son los diputados, el presidente está obligado a aceptar el sueldo que el legislativo le imponga.

Sin embargo, la fracción parlamentaria del PAN insistió en que primero debe establecerse una metodología que permita crear un tabulador de salarios de la administración pública y luego entrar en vigor las reformas aprobadas, que todavía deben ser aprobadas por el Senado de la República y luego por 17 Congresos estatales, antes de declararse su constitucionalidad.

Al final la propuesta panista fue incorporada en el dictamen final y se aprobó con 318 votos a favor, 99 abstenciones y 12 votos en contra.

Mediante esta reforma, se establece que ningún funcionario de la administración pública federal, de organismos autónomos, como la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) o el Instituto Nacional Electoral (INE), del Poder Judicial o del Legislativo podrán recibir percepciones mayores a los 108 mil pesos que recibe el presidente.

Con la reforma al 116 también los estados y municipios deberán adecuar sus legislaciones y los congresos locales cambiar sus presupuestos para que ningún funcionario local gane más que el gobernador o el presidente municipal con su personal que deberá ceñirse a la misma regla.

A %d blogueros les gusta esto: