Medio Ambiente

MICROPLÁSTICOS, UN PROBLEMA DE SALUD

La producción y el uso de microplásticos en el mundo ha aumentado exponencialmente desde la década de 1950 hasta alcanzar más de 320 millones de toneladas en 2015. Teniendo en cuenta que la demanda de productos plásticos sigue aumentando, se estima que su producción alcanzará los 1000 millones de toneladas para 2050.

Como su nombre indica, los microplásticos son pequeñas partículas y fibras de plástico, pero no existen estándares establecidos para determinar su tamaño máximo. Sin embargo, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) los identifica como partículas inferiores a cinco milímetros.

CLASIFICACIÓN DE MICROPLÁSTICOS

Microplásticos primarios: son fabricados específicamente para ser utilizados en productos. Por ejemplo, exfoliantes, dentífricos, productos de limpieza, etc.

Microplásticos secundarios: son aquellos que se degradan o se separan de otro material, ya sea por un proceso de deterioro o de deshechos plásticos más grandes. Por ejemplo, aquellas microfibras que se desprenden de ciertas prendas en el momento de lavarlas y que por su tamaño no pueden ser filtradas.

Se ha demostrado que los dos tipos de microplásticos permanecen en el medio ambiente en altas concentraciones, particularmente en ecosistemas marinos y lacustres.

POR UNA CIUDAD SIN PLÁSTICOS

En Coahuila se generan alrededor de 32 mil 580 toneladas de plástico al año.

Las bolsas de plástico tardan hasta 400 años en descomponerse, y sólo tienen una vida útil de 15 a 30 minutos; en Saltillo se estima que se utilizan 232 millones de bolsas de plástico por año, y con el uso de una bolsa ecológica, se evita utilizar 288 de plástico cada año.

Por esta razón en Saltillo busca eliminar el uso de bolsas de plástico y popotes. Para el año 2020, en la ciudad no se permitirá el uso de estos productos.

Estas adiciones aluden a la restricción de la entrega de bolsas de plástico en establecimientos comerciales, ya sea en forma gratuita o venta para el acarreo, carga, envoltura o empaque de productos.

De igual manera se prohíbe el uso de popotes en tiendas de autoservicio, farmacias, mercados, restaurantes, bares y similares. Asimismo, se impide el uso de contenedores de poliestireno expandido en oficinas gubernamentales.

Estas disposiciones se exceptúan en el caso de que las bolsas, los popotes y contenedores sean fabricados con materiales que permitan su reciclado, reutilización o pronta degradación.

Evita usar productos hechos de plástico, es un reto, pero lo podemos cumplir.

INFORMACIÓN: ONU, MUY INTERESANTE

A %d blogueros les gusta esto: