Medio Ambiente

9 PAÍSES DEL CARIBE UNEN SUS FUERZAS PARA LUCHAR CONTRA LA CONTAMINACIÓN

La revolución eco no para de crecer en el mundo. Cada vez son más numerosos los países que, a nivel gubernamental, se muestran realmente concienciados en la lucha contra la contaminación y en pro de un universo más sostenible. En esta ocasión, la actualidad ha puesto sus ojos en El Caribe, un entorno paradisíaco que entendido por muchos como un destino paradisíaco de vacaciones. Una realidad que va mucho más allá tras conocerse la puesta en marcha del Proyecto Islands.

“El proyecto del que se está haciendo eco medio mundo pretende hacer frente a la contaminación por químicos y desechos tóxicos”.

Se trata de una iniciativa que ha unido a nueve países del Caribe (Antigua y Barbuda, Belice, Barbados, República Dominicana, Guyana, San Cristóbal, Nieves, Santa Lucía, Surinam y Trinidad y Tobago) con el fin de hacer frente a la contaminación por agentes químicos y desechos tóxicos.

Una propuesta que busca transformar la gestión de esos residuos en el paradisíaco entorno natural. La iniciativa sigue un claim muy claro. Bajo el lema de conseguir la «Implementación de un desarrollo sostenible bajo de los químicos en los pequeños estados insulares en desarrollo», aspira a conseguir su fin en estos estados, junto con áreas de los océanos Índico y Pacífico con un presupuesto de casi 500 millones de euros.

En estas poblaciones se generan diariamente, según arrojan los datos, 2’3 kilos de deshechos por persona, casi un 50% más que los países de la OCDE. Unos residuos que, en su mayoría, llegan del sector turístico.

De este modo, Islands, que cuenta con el respaldo de importantes instituciones, como la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAQ), buscaría realizar un entramado de soluciones a nivel regional y nacional para lograr su ambicioso objetivo de arranque: lograr la eliminación de más de 9.000 toneladas de material contaminado y más de 150.000 toneladas de basura marina de la zona.

Un reto cuya puesta en marcha están asumiendo un importante número de gobiernos realizando acciones como, por ejemplo, la prevención de la contaminación por plásticos con políticas que regulan la importación del material. Se prevé que el programa abarque una duración aproximada de 5 años e incluya, además del control de la llegada de productos tóxicos a sus estados, un especial apoyo al diseño de materiales sostenibles de producción y consumos basados en la economía circular.

INFORMACIÓN: RETEMA

A %d blogueros les gusta esto: