Cultura

ÚLTIMOS DOCE SUCESOS DE UNA REPRESIÓN ENTRE CHINA Y EL TÍBET

Diciembre de 2000: se reanudan los contactos entre las autoridades chinas y el gobierno tibetano en el exilio, que propone avanzar en la alternativa del «camino intermedio», propuesta por el Dalai Lama en 1979, que conlleva la renuncia a la independencia a cambio de una autonomía que permita a Tibet conservar su identidad.

2001: la comunidad tibetana en el exilio elige a Samthong Rinpoche como primer ministro del gobierno tibetano en unas elecciones impulsadas por el Dalai Lama.

Septiembre de 2002: el presidente de la Región Autónoma del Tíbet recibe oficialmente a los enviados del Dalai Lama, en la primera reunión de alto rango entre las partes tras la ruptura de los contactos en 1993.

24 de junio de 2003: India firma un acuerdo con China en el que reconoce al Tíbet como una provincia china, pero mantiene el estatuto de refugiado del Dalai Lama y de su gobierno en el exilio.

Mayo de 2004: las autoridades de Pekín divulgan un documento en el que rechazan la pretensión del Dalai Lama de conseguir más autonomía basada en un modelo similar al de Hong Kong.

Marzo de 2005: el Dalai Lama acepta, en una entrevista al periódico South China Morning Post de Hong Kong, que Tíbet es parte de la República Popular China.

3 de julio de 2006: llega a Lhasa el primer ferrocarril de la línea que une las capitales china y tibetana.

Enero de 2008: el turismo extranjero en el Tibet aumentó un 136 por ciento en 2007, cuando el Techo del Mundo recibió a 365.000 turistas foráneos, frente al 210.500 visitantes en 2006.

14 de marzo de 2008: Lhasa registra los peores disturbios en dos décadas, con 13 muertos, según el balance oficial, en los enfrentamientos entre manifestantes tibetanos y fuerzas de seguridad chinas, aunque el gobierno tibetano en el exilio cifra en un centenar los fallecidos.

18 de marzo de 2008: el Dalai Lama amenaza con renunciar a su posición como líder espiritual si empeoran los incidentes violentos del Tíbet.

Julio de 2008: varios países occidentales amenazan con boicotear la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Pekín si China no dialoga con los tibetanos.

Agosto de 2008: se celebran los Juegos Olímpicos de Pekín, sin que haya ningún boicot; el Dalai Lama denuncia que persisten los abusos contra los tibetanos pese a la tregua olímpica.

En su más reciente polémica, el Dalai Lama por invitación del gobierno visitó Taiwán -un país mayoritariamente budista y que es reclamado por China como parte de su territorio-, para orar por las víctimas de los recientes huracanes, lo cual encendió la ira del gobierno chino que lo consideró una provocación. El Dalai Lama aseguró que su labor era puramente humanitaria y religiosa.

INFORMACION: UNPROFESOR

A %d blogueros les gusta esto: