Nacional

2 DE OCTUBRE VIGILANCIA SIN REPRESIÓN: AMLO

En menos de dos meses durante manifestaciones en la Ciudad de México se han infiltrado grupos de personas encapuchadas que generan disturbios a su paso, entre ellos pintas, daños a comercios e incluso quema de puertas de algunos inmuebles, a los que el gobierno federal responde hay “vigilancia sin represión”.

Más allá de la legitimidad de las protestas, el presidente Andrés Manuel López Obrador señala que estos actos son cometidos por provocadores que vienen de la derecha, “esas actitudes no son de izquierda, son de derecha”, expuso.

Para la marcha del 2 de octubre, que conmemora la matanza de estudiantes en la Plaza de las Tres Culturas en 1968, el presidente llamó a manifestarse de manera pacífica; además instó a los mexicanos a formar una especie de escudo humano, “cordones con ciudadanos” para evitar que inmuebles que son patrimonio de la Nación sean dañados.

Añadió que “el que participa en eso no está en favor del pueblo ni de las causas justas, está a favor de la opresión y el autoritarismo, incluso están a favor de los explotadores los que participan en actos de violencia, le están haciendo el juego a los conservadores y no vamos nosotros a caer en esa provocación”.


Pidió a los participantes en la marcha “que nos ayuden para que, si se infiltran provocadores, los aíslen y los mantengan separados. En materia de prevención, quiero recalcar muy bien, prevención, disuasión”.


El antecedente de este llamado son tres marchas donde se registraron confrontaciones.

En agosto un feministas marcharon desde el sur de la Ciudad de México, a su paso apareció un grupo de personas encapuchadas que causaron destrozos, que se dividió las posturas, solo en ese caso.

Por un lado reclamaban por los destrozos y por otro lado estaban quienes defendían el encono de mujeres exigiendo garantías de seguridad, porque “más allá de los vidrios rotos, el gobierno no tiene una estrategia contra los feminicidios”.

A partir de esa marcha, las siguientes se caracterizaron por la llegada de grupos de personas enmascaradas que hicieron pintas, tal es el caso de casi al término de la marcha de los cinco años de la desaparición de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa, en la que dañaron las paredes y puertas de Palacio Nacional.

La siguiente fue este fin de semana durante la marcha de feministas a favor de la legalización del aborto, también un grupo de personas que no mostraron el rostro quemaron una puerta de la Cámara Nacional de Comercio, sobre Paseo de la Reforma.

El presidente afirma que se trata de provocaciones de la derecha para hacer que su gobierno haga uso de la fuerza pública, lo cual, hasta el momento, no se ha logrado.

Finalmente para este 2 de octubre, el presidente lanzó una advertencia: “No vamos a caer en ninguna provocación, nada de dar excusas a quienes buscan eso, provocar; están queriendo que haya choques, no lo van a conseguir, no lo van a conseguir”.

A %d blogueros les gusta esto: