Medio Ambiente Nacional

CONTAMINACIÓN POR COLILLAS DE CIGARRO

Las colillas de cigarro en los océanos son más contaminantes que los popotes, y aunque son degradables y reciclables no hay un manejo integral.

Una colilla es la parte sobrante de un cigarro, también se le conoce como filtro y son muy contaminantes para los océanos y el medio ambiente. El 97% de los cigarrillos que se consumen hoy en día a nivel mundial tienen filtros y son la mayor causa de basura en el mundo.

Un estudio de Libera de SEO/Brid Life reveló que 4.5 mil millones de colillas se reparten cada año por el planeta, afectando de manera importante el ciclo natural de los ecosistemas en donde terminan como basura, afectando de manera preocupante a distintas zonas costeras del planeta.

Así mismo, la ONG Ocean Conservancy, dio a conocer en un estudio del 2017, que los cigarrillos y las colillas de cigarrillos son la principal causa de basura en los océanos y suponen el 13% de todos los desperdicios que recogen durante sus labores de limpieza.

Las colillas concentran las sustancias tóxicas del humo, generalmente se tiran al piso y, cuando llueve, son arrastradas a las alcantarillas y a las fuentes de agua que luego consumimos todos. Algunas de las sustancias que se pueden medir en las colillas de cigarrillos eliminadas incluyen: nicotina, alquitrán, arsénico, plomo, e hidrocarburos poliaromáticos, por lo cual las colillas de cigarrillos deberían ser tratadas como residuos peligrosos.

Leopoldo Benítez, biólogo egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), informó que uno solo de estos filtros contamina hasta 50 litros de agua potable o 15 litros de agua de mar.

Ríos, lagos y mares son contaminados con colillas de cigarrillos que los peces y animales confunden con comida y tragan provocando muchas veces su muerte y alterando el ciclo ecológico. Un informe reciente de la Ocean Conservancy muestra que los cigarrillos y las colillas de cigarrillos son la principal causa de basura en los océanos y playas.

RECICLAJE DE COLILLAS DE CIGARRO

Los filtros de los cigarros sí pueden reciclarse y tratándolos pueden degradarse en tres o cuatro meses y no en 15 años.

También las colillas pueden reutilizarse para nuevos productos, pues investigaciones recientes han demostrado que se pueden fabricar cosas con este desecho y quedan libres del mal olor.

Algunas instituciones como la UNAM han realizado proyectos como el “Colillatón” que convoca el Programa Universitario de Bioética y tiene como principal objetivo limpiar el campus central y reutilizar los filtros en productos útiles.

Así mismo, en Torreón, Coahuila, durante esta semana la Escuela de Arquitectura de la Universidad Autónoma de Coahuila, convocó a una recolección de colillas.

El objetivo principal de la recolección es para realizar pruebas como parte de un experimento, dónde se planea fabricar una especie de bloques de concreto para construcción de peso más ligero y de menor costo de producción.

INFORMACIÓN: GREENPEACE, NTX, EFE

A %d blogueros les gusta esto: