Coahuila

COAHUILA POR ENCIMA DE LA MEDIA EN RANKING DE PROCURADURÍAS 2019

A nivel nacional la impunidad registra un 98.7 por ciento, además de que es mínimo el porcentaje de que se esclarezca un delito, incluso de que sea denunciado. Así lo concluyó  la organización Impunidad Cero, al presentar el Ranking de Procuradurías y Fiscalías Estatales 2019.

A pesar de que Irene Tello, directora ejecutiva de la organización, reconoció que hay una crisis de impunidad en el país, aún puede funcionar el sistema judicial de la nación, siempre y cuando haya voluntad política y una estructura adecuada. 

Coahuila si bien está por encima de la media nacional, sí registró una cifra negra de 93.2 que es la misma que la media, podría mejorar este lugar en el ranking debido a que en otros estados la cifra es menor. Este indicador se refiere a cuántos no denuncian.

En efectividad del sistema acusatorio de 2019, Coahuila reporta un 29.5 que, comparado con otros estados, no tiene un mal nivel.

Si la gente no confía en la procuración de justicia estatal, no denuncian los delitos, por más efectivos que sean, la probabilidad de denuncia y esclarecimiento de delitos baja.

En este caso Coahuila marca una probabilidad de 2.0, misma que es más alta que la nacional pero también podría mejorar el nivel, dado que hay entidades que tienen probabilidad de hasta los 3 por ciento. 

“Analizando cómo está en cada uno de estos indicadores podemos ver qué pueden mejorar para que al final lo que se vea que reduce la impunidad”, aseguró Irene Tello.

Entre las razones de por qué la gente no denuncia, se encuentran con que la razón está en que consideran que es una pérdida de tiempo y porque creen que no habrá justicia.

En el caso de Coahuila, tardan en interponer una denuncia por un delito en promedio casi 100 minutos, lo cual puede significar mucho tiempo para la persona que fue víctima de un delito. 

Finalmente, el estado también mostró amplios márgenes negativos, en los rubros de abstención para investigar y el no ejercicio de la acción penal.

LA VARIABLE DE CORRUPCIÓN EN COAHUILA

Los escándalos de corrupción en los estados que en algunos casos corresponden, incluso, a los gobernadores, “sí generan un impacto y pega en la confianza que tiene la ciudadanía en la labor de la procuración de justicia”. Coahuila es un ejemplo. 

Aunque los casos de corrupción de estos mandatarios estatales son atraídos por las instancias federales, inevitablemente pega en la confianza de un ciudadano en la procuraduría estatal.

En muchas ocasiones la falta de procuración de justicia encuentra argumento en que “durante muchos años en México ésta encontraba motivo político, estar persiguiendo y perdonando y lo que se pide con la autonomía es que estas investigaciones (contra gobernadores) se hagan independientemente de quién la promueve”, indica Tello.

En otros casos, teniendo las pruebas necesarias, al final los fiscales no muestran la capacidad de litigar estos casos para que se sostengan.

En el caso de los exgobernadores de Coahuila, Humberto y Rubén Moreira, Tello destacó que la ausencia de la aplicación de la ley, podría ser por la falta de autonomía del poder judicial.

“Estos grandes casos de corrupción se tendrían que investigar de oficio, no tendría que haber una denuncia. Si se sabe que hay un caso de corrupción, que empiece la fiscalía armar el caso, aunque se suba después a la Fiscalía General de la República y es donde acabamos de ver que la autonomía de la fiscalía local no está del todo dada”.

Añadió que estas investigaciones podrían no seguirse por interés político, por miedo o por falta de capacidad.

A %d blogueros les gusta esto: