Nacional

COAHUILA EN EL PRIMER INFORME DE AMLO

Para el presidente Andrés Manuel López Obrador, no fue el primero sino el tercer informe de su gobierno. Tomó en cuenta el informe de sus primeros 100 días de gobierno, el 11 de marzo y que ofreció en el patio central de Palacio Nacional. 

En ese primer informe estuvo acompañado en el estrado por Aturo Zaldívar, ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación; Porfirio Muñoz Ledo, presidente de la mesa directiva de la Cámara de Diputados; Martí Batres, entonces presidente del Senado de la República y Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación. 

El segundo fue a un año de que ganó las elecciones, el evento fue en el Zócalo capitalino en medio de música tropical y con animadores entre cada espectáculo. El tercero, que es en realidad es el primer informe constitucional y que se ofrece cada 1º de septiembre, se caracterizó por saltarse el protocolo de primero ser enviado a la Cámara de Diputados y después un mensaje a la población mexicana. 

El presidente decidió comenzar en punto de las 11 de la mañana el informe en el patio de Honor de Palacio Nacional. Los datos en los tres casos fueron similares, excepto que en este último, el Ejecutivo Federal acepta que no han podido contener las cifras de inseguridad en el país, a pesar de que, dijo: “El Ejecutivo federal ha emprendido un cambio de paradigma en materia de seguridad nacional y de seguridad pública”.

Recordó que “entre 2006 y 2018, los gobernantes pretendieron resolver la inseguridad y la violencia delictiva mediante acciones de fuerza militar y policial. El resultado fue catastrófico y esa estrategia dejó un saldo pavoroso de muertos, desaparecidos, lesionados y una crisis de derechos humanos, una descomposición institucional sin precedentes y un gravísimo daño al tejido social”

El presidente utilizó el mismo argumento: “Todavía padecemos de inseguridad y de violencia, considero que por la mala estrategia que se aplicó desde el principio”. En todos los rubros ofreció cifras, menos en el de inseguridad de violencia, donde no se escucharon los porcentajes de disminución o incremento de homicidios dolosos, por ejemplo.

“Aunque todavía tenemos que trabajar mucho, porque no son buenos los resultados en cuanto a la disminución de la incidencia delictiva en el país y que está atendiéndose el problema, pero constituye nuestro principal desafío”, expuso. 

Por nombres, el presidente reconoció a pocos de los invitados, tres de ellos fueron los empresarios Carlos Slim, presidente del Grupo Carso; Carlos Salazar Lomelín, presidente del Consejo Coordinador Empresarial; y Antonio del Valle, presidente del Consejo Mexicano de Negocios. 

El cuarto fue el director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Manuel Bartlett, de quien destacó “la postura firme y al mismo tiempo propositiva”, frase que provocó la salida de un Bartlett sonriente, quien al ser cuestionado sobre el presunto enriquecimiento ilícito, dijo que eso era un “tema mínimo” en comparación con todo lo logrado en estos nueve meses de gobierno. 

Al preguntarle si se sentía respaldado por el presidente, Bartlett respondió: “¿Ustedes qué creen?”. A esos cuatro actores los reconoció por lograr un acuerdo en materia de gasoductos que significa un ahorro de 4 mil 500 millones de dólares. “Las empresas aceptaron el principio de que el interés nacional debe estar por encima del interés particular, por legítimo que este sea”, dijo el presidente. 

PASTA DE CONCHOS, EJE CENTRAL EN EL 1ER INFORME

Un tema central que abordó el presidente López Obrador, en medio de las cifras y ejes de su gobierno fue el tema de Pasta de Conchos, en Coahuila. 

Aseguró que iniciaron los estudios y preparativos para rescatar los restos de los 63 mineros que desde 2006 no han podido ser recuperados en la mina de Pasta de Conchos.

“Ya se han reunido expertos de México y del extranjero, y se ha diagnosticado -y esto es muy favorable- que es posible realizar con éxito esta acción humanitaria. Pronto vamos a empezar ya los trabajos para el rescate de los cuerpos de los mineros”, afirmó. 

EL INFORME EN LA CÁMARA DE DIPUTADOS

Poco más de seis horas después del evento, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, acudió a la Cámara de Diputados a entregar el informe; fue recibida por los presidentes de las mesas directivas del Senado, Mónica Fernández Balboa, y de Diputados, Porfirio Muñoz Ledo. 

Al entregar el informe de gobierno de López Obrador, la ministra en retiro afirmó que “los mexicanos no quieren cambios superficiales ni cambios que generen ruptura”, además de que el presidente no hará uso de su facultad para presentar iniciativas preferentes al Congreso. 

Al salir aseguró que “estamos en el tránsito a una pluralidad importante para construir el México que todos queremos”, también recordó que López Obrador se visitará lo que era la Guardería ABC en Sonora. 

NO TODO MÉXICO ESTÁ FELIZ: GOBERNADORES PANISTAS

Entre quienes mostraron su descontento a las cifras que ofreció el presidente, estuvieron principalmente los gobernadores panistas, el más enfático fue Diego Sihué, mandatario de Guanajuato, quien dijo que las cifras ofrecidas por el ejecutivo federal no son las que se reflejan en la realidad, además de que no todo México está “feliz, feliz, feliz”, como dice el tabasqueño. 

Los priistas, en cambio, mostraron su respaldo, el caso fue el de Alejandro Murat, gobernador de Oaxaca, quien refrendó el respaldo al presidente por la inversión que harán en su estado, uno de los prioritarios por López Obrador, además de que dijo él sí sentirse contento con esta administración. 

OTROS DATOS 

Inversión extranjera en seis meses, se captaron 18 mil millones de dólares, “la cifra semestral más alta en toda la historia”. 

Superávit de cinco mil 143 millones de dólares en su cuenta corriente, en segundo trimestre del año, “el mayor desde que iniciaron los registros en 1980”. 

Remesas enviadas a familiares en México, por 16 mil 845 millones de dólares, en primeros seis meses, “el monto más alto que se ha registrado en toda la historia del país”.

Empleos, más de más de 300 mil creados, en los primeros siete meses de este año, según el IMSS. “Si se suman los de programas Sembrando Vida, Jóvenes Construyendo el Futuro, la construcción de caminos de mano de obra y otros que en conjunto superan el millón de empleos adicionales”.

A %d blogueros les gusta esto: