Internacionales

EE UU OFRECE AMNISTÍA A MADURO SI DEJA EL PODER

Imágen tomada de radio.uchile.cl

Estados Unidos no imputaría ni castigaría de ninguna manera a Nicolás Maduro, solo si este deja el poder de forma voluntaria, dijo Elliot Abrams, enviado especial para los asuntos de Venezuela, a The New York Times.

Abrams aseguró que el gobierno de Donald Trump no mantiene una persecución en contra de Maduro y que solo quiere que se vaya de Venezuela.

“No es una persecución. No estamos tras él, queremos que tenga una salida digna y que se vaya”, afirmó el funcionario.

Abrams no especificó si Estados Unidos permitiría a Maduro tener bienes en ese país en un supuesto de que se exilie de Venezuela.

Hizo una aclaratoria respecto a las declaraciones de Trump y Maduro, quienes reconocieron que funcionarios de alto de nivel de sus gobiernos estaban en contacto desde hace meses.

“La noción de que estamos negociando es completamente equivocada», señaló Abrams, quien aseguró que los pocos contactos que ha habido por parte de la Casa Blanca han sido para reiterar su llamado de retomar el orden democrático en Venezuela.

En cuanto a los mensajes por parte de la cúpula socialista, Abrams dijo que han sido poco frecuentes y dudosos, por lo que considera que, probablemente, no todos habrían sido bajo el consentimiento de Maduro, pese a que mantenían la misma línea: el dirigente socialista seguiría en resistencia.

Estados Unidos no imputaría ni castigaría de ninguna manera a Nicolás Maduro, solo si este deja el poder de forma voluntaria, dijo Elliot Abrams, enviado especial para los asuntos de Venezuela, a The New York Times.

Abrams aseguró que el gobierno de Donald Trump no mantiene una persecución en contra de Maduro y que solo quiere que se vaya de Venezuela.

“No es una persecución. No estamos tras él, queremos que tenga una salida digna y que se vaya”, afirmó el funcionario.

Abrams no especificó si Estados Unidos permitiría a Maduro tener bienes en ese país en un supuesto de que se exilie de Venezuela.

Hizo una aclaratoria respecto a las declaraciones de Trump y Maduro, quienes reconocieron que funcionarios de alto de nivel de sus gobiernos estaban en contacto desde hace meses.

“La noción de que estamos negociando es completamente equivocada», señaló Abrams, quien aseguró que los pocos contactos que ha habido por parte de la Casa Blanca han sido para reiterar su llamado de retomar el orden democrático en Venezuela.

En cuanto a los mensajes por parte de la cúpula socialista, Abrams dijo que han sido poco frecuentes y dudosos, por lo que considera que, probablemente, no todos habrían sido bajo el consentimiento de Maduro, pese a que mantenían la misma línea: el dirigente socialista seguiría en resistencia.

Con información de:  The New York Times.