Nacional

DIEGO SANTOY ESPERA SALIR DEL PENAL Y COMENZAR UNA NUEVA VIDA

El joven, conocido también como «El asesino de Cumbres», revela cuál es su expectativa cuando salga del penal, lugar donde ha pasado los últimos 12 años y medio.

Fuera y dentro del Penal de Cadereyta es muy popular, debido al homicidio de los 2 hermanos que conmocionó al país en el 2006.

En entrevista para Telediario, reveló su expectativa cuando salga del lugar donde ha pasado los últimos doce años y medio.

«Olvidarme de este lugar, o sea, llevarme lo bueno que aprendí, pero todas las experiencias malas hacerlas a un lado, esto no deja de ser una enseñanza, es parte, es como si fuera una escuela, aquí aprendes mucho. El valorar lo que realmente importa, porque estas afuera y das por hecho que lo que tienes te lo mereces, y a veces no es así».

Así mismo, mencionó que lo que espera cuando salga, es simplemente que lo ignoren, no espera nada bueno, ni malo, simplemente continuar con su vida.

Las autoridades penitenciaras, aseguran que Diego es un buen muchacho, que no se mete en problemas, por esta razón hace unos años, consiguió una reducción de su sentencia de 138 a 71 años, pero de acuerdo a la ley, no puede durar más de 40 años en prisión.

PERO ¿QUIÉN ES DIEGO SANTOY?

Diego Santoy Riverol, nació en Tijuana, Baja California, luego se fue a vivir a Monterrey, ahí conoció a Érika Peña Coss en el 2004 en una discoteca donde se celebraba una fiesta de XV años de una amiga en común. La atracción fue inmediata y tras ese encuentro ambos siguieron saliendo hasta hacerse novios.

Sin embargo, la relación comenzó a tornarse violenta y marcada por los celos de Diego hacia Érika. Después de dos años en que las situaciones se volvieron insostenibles, Érika le dijo a Diego que lo mejor sería que terminar. 

Santoy quedó devastado ante la noticia y le prometió a Érika que haría todo lo que estuviera en sus manos para conquistarla, pero ella fue muy enfática en el par de veces que salieron después: lo suyo había terminado e incluso ya salía con otra persona. Diego sintió que todo se derrumbaba a su alrededor y una idea comenzó a nacer en su mente para ver de nuevo a su exnovia. 

EL TRÁGICO SUCESO

La madrugada del 2 de marzo de 2006, a sus 21 años y totalmente obsesionado con la idea de regresar con Érika, Diego Santoy llegó al domicilio de la familia Peña Coss en la Colonia Misión Cumbres cubierto con un pasamontañas y cargando una mochila.

La manera en que se dieron los hechos fue y sigue siendo causa de debate, pues tanto Diego como Érika contaron versiones opuestas. Algunos no dudaron en decir que Diego había sido el asesino de ambos menores de edad mientras que otros sospechaban que detrás de ello estaba la propia Érika y que su exnovio sólo fue una víctima de ella. 

Santoy Riveroll le quitó la vida a María Fernanda Peña Coss y Érick Azur Peña Coss, lesionó a Érika e impidió que la trabajadora doméstica Catalina Bautista saliera del domicilio.

La versión más conocida es que Diego entró sin ser visto a la residencia en la que no se encontraba ninguno de los padres. El joven llegó hasta la habitación de Érika a quien le pidió hablar para solucionar las cosas.

Bajaron hasta la cocina para charlar cuando llegó el pequeño Érick Azur. Aquí comienza la polémica, ya que Érika mencionó que Diego mató a puñaladas al niño mientras que Santoy afirma que su exnovia lo obligó a hacerlo. Cuando éste se negó habría sido la joven la que quitó la vida de su hermano menor. El cuerpo del niño fue hallado sobre un colchón en el cuarto de lavado. 

La empleada doméstica fue amenazada con una pistola y ahí aprovechó para matar a la niña quien fue encontrada ahorcada con uno de los cordones de las persianas de la casa.

A la fecha el caso sigue dando de que hablar pues nunca quedaron claros los hechos y hay quienes sigue pensando que el autor intelectual de los hechos fue la hermana mayor, Erika Coss.

INFORMACIÓN: TELEDIARIO, CC