Internacionales Sociedad

LA NUEVA SIRENITA. ENTRE EL RACISMO Y LA ESTRATEGIA COMERCIAL

La elección de Halle Bailey para el protagónico de la nueva versión de Ariel en la próxima producción de Disney “La sirenita”, ha causado gran polémica, volteando de cabeza las redes sociales, entre memes y comentarios; algunos de quejas, otros racistas y otros simplemente con sentido del humor.

“No es una cuestión de racismo sino de respeto a los recuerdos de la infancia”, ¡Nos están robando los recuerdos de la infancia!”, “¡No soy racista, pero la sirenita es blanca y pelirroja, no negra! ¡Me van a arruinar la historia!”, son algunos de los comentarios que aseguran no estar de acuerdo con el cambio físico del personaje por meros motivos de romper con el guion.

El asunto en debate, es si esta controversia es a razón de un asunto de racismo o si se trata de un reclamo generado por la nostalgia de los seguidores de la Sirenita quienes esperaban una representación “fidedigna” de Ariel.

Ante las críticas y ataques expresados, el director Rob Marshall declaró:

Después de una extensa búsqueda, quedó muy claro que Halle posee esa rara combinación de espíritu, corazón, juventud, inocencia y sustancia, además de una gloriosa voz, todas las cualidades intrínsecas para interpretar este icónico personaje”.

Por otra parte, como respuesta a las críticas en miles de memes, la cantante de R&B, publicó a través de la cuenta de instagram @chloexhalle, una imagen donde aparece cómo se vería en el personaje de Ariel. Al parecer las fuertes críticas por parte de los internautas no causaron mayor conflicto en Halle.

MÁS ALLÁ DEL DEBATE

Para una revisión más a detalle respecto a este debate ya establecido entre la comunidad digital global, cabe cuestionar; ¿dónde termina la demanda por el respeto al guión original, y dónde empieza el rechazo a la reinvención física de un personaje?

The University of Western Ontario, se dio a la tarea de realizar una investigación con el fin de estudiar las manifestaciones del discurso racista en la era digital, y así poder hacer una observación a los discursos dentro de las redes sociales virtuales, basados en relaciones complejas de discursos llevados a cabo en diferentes escalas. En dicha investigación se concluyó que los medios de comunicación se han caracterizado por transmitir estereotipos que hacen del discurso racista una red en constante movimiento y reproducción.

En América Latina existe el llamado racismo estructural, el cual se basa en el discurso de mestizaje, este discurso se concentra en lo estético y en la desaparición de las diferencias a través de la mezcla cultural para obtener el llamado parecido euro-occidental. En este caso lo indígena y lo negro como dos factores opuestos al proceso ideal del blanqueamiento tanto físico como histórico-simbólico.

Esta premisa da lugar a cuestionar el discurso a fondo de los internautas detrás de la pantalla, pues si bien, ya es sabido que las redes sociales y las interacciones digitales en general, ofrecen la posibilidad de compartir en buena parte el pensamiento inmediato, ¿qué es lo que realmente persiste detrás del rechazo a la representación de un personaje con características étnicas distintas al imaginario anteriormente establecido?

Y A TODO ESTO ¿QUÉ DICEN LOS MEXICANOS?

No tomó mucho tiempo para que en México surgiera una ola de memes en los cuales se aprecia Yalitza Aparicio, -quien fuera también motivo de memes y rechazo social a través de las redes sociales-, protagonista del reciente filme ROMA, con el cabello teñido de rojo, haciendo alusión al cambio radical decidido por parte de Disney, incluso el diario nacional “El Universal” publicó la mañana del pasado miércoles, un titular llamado “Yalitza para La sirenita”.

RACISMO COMERCIAL: LA ESTRATEGIA

El doctor Francesco Gervasi, investigador de la Universidad Autónoma de Coahuila, apunta que el racismo está presente en todas partes del mundo y para determinar cuál es la reacción global respecto a este fenómeno de red, tendrían que realizarse abundantes investigaciones.

Además, el investigador mencionó a manera de hipótesis que pudiera tratarse de que Disney viera en su decisión, una oportunidad de comercializar la próxima película, a partir de la polémica que seguramente este nuevo cambio en el personaje, tendría entre la sociedad.

Por su parte, la Revista del Ateneo Nacional de la Juventud, Entre Líneas, publicó sin tapujos:

No hay que confundir la defensa de una actriz de raza negra que interpreta a un ser mitológico, -en una historia modificada a conveniencia de la original de Andersen- con la defensa de Disney como empresa de vanguardia, diversidad y la equidad.

Podemos ser frívolos, pero no somos tontos. Disney nunca ha sido crítico de sí mismo o del sistema económico, de opresión o afectivo que pertenece. Es uno de sus reyes y se esfuerza por permanecer así”.

La crítica continúa por parte de Entre Líneas ya que además agrega que de alguna forma cuando la gente habla de La sirenita, habla de sí misma, de su pasado, de sus recuerdos y apegos con el personaje. Por esta razón al momento de introducir violentamente una modificación en la idea que ha sido asimilada por años, se genera una polémica falsa, la cual hace no cuestionar directamente la diversidad cultural sino se convierte en una estrategia de publicidad.

El debate continuará seguramente, incluso después del estreno del filme. La cuestión queda en pie: ¿El cambio de imagen de la nueva Sirenita, el cual ha causado ya controversia, se trata de un intento por parte de Disney por inyectar en la sociedad global una cultura de inclusión, o simplemente de una estrategia de mercado para atraer al público a partir de la controversia desarrollada en torno al racismo o nostalgia por parte de los mismos espectadores online?

INFORMACIÓN: The University of Western Ontario, http://www.dissoc.org/ediciones/v07n04/DS7(4)Arriaga.pdf Racismo estructural, http://www.dissoc.org/ediciones/v07n04/DS7(4)Arriaga.pdf

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: